viernes, 3 de julio de 2020

APARICIÓN DE NÓDULOS SUBCUTÁNEOS DESPUÉS DE APLICACIÓN DE MESOTERAPIA.

Paciente femenina de 33 años sin antecedentes crónicos degenerativos acude a consulta en busca de una opinión médica debido a que presenta lesiones en la  piel  en forma de nódulos eritematosos y  dolorosos de cuatro semanas de evolución.


Se adjuntan las fotos de las lesiones.
Como antecedente notable, la paciente fue sometida a tratamiento de mesoterapia estética hace 2 meses con carnitina más cafeína  en inyecciones subcutáneas. Consulta a su médico de cabecera por estas   acude con su médico familiar y le da tratamiento con dicloxacilina 500 mg cada 8 por 10 días y hidrocortizona en crema , al no ver mejoría regresa con su médico y este le indica claritromicina 500 mg cada 12 horas por 10 días y crema de barmicil  ( gentamicina, betametasona y clotrimazol) 2 veces al día,  al finalizar el tratamiento y no obtener mejoría su médico le indica estudios de laboratorio,  biometría hemática,  perfil hepático,  proteína c reactiva , y biopsia de las lesiones












El cultivo de lesiones sale negativo para crecimiento bacteriano

Proteína C  reactiva 35.2

Velocidad de sedimentación globular 43

La biopsia arroja el diagnóstico de dermatitis piogranulomatosa por micobacterias atípicas no tipificadas

Es remitida a consulta de infectologia

Donde le indican tratamiento con dotbal 4 tabletas vía oral cada 24 horas de lunes a sábado,  hasta completar 60 dosis

Dotbal( rifampicina isoniazida etambutol y pirazinamida)

La mesoterapia es una técnica de medicina alternativa inventada en 1952 por el médico francés Michel Pistor, aunque algunas variantes se practicaban en la medicina balnearia en Francia desde la década de 1930. Consiste en tratar las zonas afectadas con microinyecciones de medicamentos, homeopatía, vitaminas, minerales o aminoácidos. El nombre proviene de la capa de la piel en la que se inyectan las sustancias, derivada del mesodermo embrionario.

 

Se le atribuye un efecto en el tratamiento del dolor, agudo y crónico; algunos especialistas en medicina deportiva la utilizan para calmar el dolor producido por lesiones deportivas. Existe una Sociedad Internacional de Mesoterapia con representantes de 14 países de Europa y Sudamérica. Sus defensores le atribuyen también aplicaciones en el campo de la medicina estética y la preconizan como tratamiento para reducir la celulitis, adiposidades localizadas y arrugas, con el nombre de mesolifting. La mesoterapia se utiliza como tratamiento estético en diferentes procedimientos: cicatrices, acné, psoriasis, vitíligo, pecas, flacidez, estrías, pérdida del cabello, alteración metabólica de la grasa, grasa localizada, enfermedades del sistema vascular periférico y úlcera de pierna.

La mesoterapia consiste en la estimulación física y química de la dermis y tejido subcutáneo mediante la inyección de numerosas sustancias de las más diversas con objetivos estéticos en el tratamiento de obesidad, celulitis etc. Dentro de las complicaciones de este procedimiento de medicina alternativa pueden aparecer hematomas,  paniculitis, reacciones urticarianas o liquenoides.

Los nódulos subcutáneos que presentó esta paciente son los típicos descritos  en la literatura por aspecto, color, y sintomatología, provocados por micobacterias atípicas  que aparecen después de dicho procedimiento. Las micobacterias involucradas suelen ser  Mycobacterium abscessus, Mycobacterium fortuitum, o Mycobacterium chelonae que son contaminantes del contenido de las inyecciones. En la evolución suelen ulcerarse.

El procedimiento diagnóstico debe ser la punción aspiración de uno de los nódulos con tinciones de Ziehl-Neelsen  que suelen mostrar  escasos bacilos ácido-alcohol resistentes difíciles de cultivar.Deben ser cultivadas las muestras en medios líquidos (Bactec® MGIT 960) y sólido (Löwenstein-Jensen) incubándose este último tanto a 30°C como a 37°C. Es muy importante la identificación del microorganismo para poder llevar a cabo antibiograma. La metodología de PCR en el material obtenido es también muy útil para caracterizar estas micobacterias no tuberculosas. Los antibióticos que suelen utilizarse en  estos cuadros depende de la micobacteria encontrada.

La sensibilidad en porcentaje a los antibióticos depende de la micobacteria involucrada. Por ejemplo  M. abscessus es sensible  a clofazimine (90%), amikacina (90%) cefoxitina (70%),imipenem (50 %), linezolid (23%). M. fortuitum: amikacina (100%),ciprofloxacin, levofloxacin, and moxifloxacin (100%), sulfonamides (100%), imipenem (100%),linezolid (86%), cefoxitin (80%), doxycycline (50%), minocycline (50%), claritromicina (50%). M. chelonae — The susceptibility pattern of isolates of M. chelonae amikacina (80%), tobramycina (100%), claritromicina (100%), moxifloxacina (75%),imipenem (60 percent), linezolid (54%),clofazimine (25%),doxycycline (25%), Ciprofloxacin, levofloxacin (20%).








Presentó            

Dr. Abdiel Blanco de Zacatecas México


No hay comentarios: