sábado, 7 de enero de 2023

Nevo de Ota.

Nevo de Ota

El nevo de Ota es una melanocitosis dérmica descrita originalmente por Ota  en 1939. Clínicamente, el nevo de Ota se distribuye a lo largo de las divisiones oftálmica y maxilar del nervio trigémino y se presenta como una mancha azul o gris en la cara.  Alrededor del 50% de los casos ocurren al nacer, mientras que el resto ocurre durante la pubertad y la edad adulta. Además de la mácula pigmentada observada en la piel, también ha habido casos raros relacionados con las superficies de la mucosa ocular y oral.





La etiología y patogenia de los nevos de Ota  no se conocen. Aunque no se ha confirmado, el nevo de Ota y otros trastornos dérmicos como el nevo de Ito, el nevo azul y las manchas mongolicas pueden representar melanocitos que no han migrado completamente desde la cresta neural a la epidermis durante la etapa embrionaria.

Los nevos de Ota ocurren con mayor frecuencia en individuos de ascendencia asiática, con una prevalencia estimada de 0.2 a 0.6% para el nevo de Ota en la población japonesa.





Se muestra que las mujeres se ven afectadas cinco veces más que los hombres, con una proporción de hombres a mujeres de 1: 5.

Después de su aparición, el nevo de Ota puede aumentar y oscurecer el color de forma lenta y progresiva, y su aspecto generalmente permanece estable una vez que se alcanza la edad adulta. El color o la percepción del color del nevo de Ota pueden fluctuar según las condiciones personales y ambientales, como fatiga, menstruación, insomnio y condiciones de clima nublado, frío o caliente. El nevo de Ota puede asociarse con cambios sensoriales en la piel afectada, su transformacion maligna es muy rara.

 

 

Presentó                                                                       

 

Dr. Roberto Miranda Chapa

Dermatólogo.  Docente de Postgrado de Medicina Familiar y Medicina Interna.

Hospital General Regional 6 del IMSS Tampico

Tamaulipas Mexico.


No hay comentarios: