martes, 9 de mayo de 2017

UÑAS MITAD Y MITAD EN PACIENTE CON ERITRODERMIA PSORIÁSICA

Hospital "Ángel Pintos" de Azul

Paciente de sexo femenino con antecedentes de psoriasis que consultó por exacerbación de su dermopatía  haciéndose diagnóstico de eritrodermia psoriásica. Se realizó biopsia de piel para  confirmar el diagnóstico. En el examen, presentaba además de los hallazgos dermatológicos propios de la eritrodermia psoriásica, alteraciones llamativas a nivel de uñas de la mano. A ese nivel, además de onicopatía psoriásica y onicolisis se observó uñas mitad y mitad en la totalidad de los dedos de las manos.



















UÑAS MITAD Y MITAD

Las uñas  mitad y media de uñas  también se conoce como  uñas de Lindsay, en el que la parte proximal de la uña es blanco y la mitad distal (20-60%) es de color marrón rojizo. A pesar de que fue descrito por primera vez por Bean [ 1 ] en 1963, Lindsay [ 2 ] fue el primero en acuñar el término uñas  mitad y mitad  en 1967. Baran y Gioanni [ 3 ] fueron los primeros en correlacionar las uñas mitad y mitad  con la insuficiencia renal crónica y la azotemia en 1968. Por lo general se ve  una línea de demarcación clara entre las dos partes, que por lo general sigue siendo paralela a la margen libre distal de la uña. No hay correlación entre la gravedad de la azotemia y la longitud de la banda distal. Es un hallazgo clínico poco frecuente pero especialmente visto en la insuficiencia renal crónica con una prevalencia del 15-50%. También se puede ver en el síndrome de las uñas amarillas, la enfermedad de Crohn, enfermedad de Kawasaki, enfermedad de Behcet, la cirrosis, el hipertiroidismo, la deficiencia de zinc, citrulinemia, pelagra, infección por VIH, e incluso en personas sanas. [ 4 ]

La fisiopatología exacta de la mitad y la mitad de las uñas no se entiende bien. La teoría propuesta es que un aumento en la densidad capilar junto con engrosamiento de la pared capilar son los responsables del desarrollo del cuadro.  [ 5 ]

El tratamiento sólo es cosmético ya que esto es una condición benigna que sólo requiere asesoramiento y seguridad. La banda de transición por lo general se mantiene sin cambios incluso después de la diálisis, pero desaparece completamente después de un trasplante renal con éxito. Por lo general toma 2-3 semanas de la desaparición. [ 4 ]
Presentó
1. Bean WB. Nail growth: A twenty-year study. Arch Intern Med. 1963;111:476–82. [PubMed]
2. Lindsay PG. The Half-and-Half nail. Arch Intern Med. 1967;119:583–7. [PubMed]
3. Baran R, Gioanni T. [Half and half nail (equisegmented azotemic fingernail)] Bull Soc Fr Dermatol Syphiligr. 1968;75:399–400. [PubMed]
4. Iorizzo M, Daniel CR, Tosti A. Half and half nails: A past and present snapshot. Cutis. 2011;88:138–9. [PubMed]
5. Agrawal SK, Pandhi D. Idiopathic half-half nail. Indian J Dermatol. 2005;50:170.












Dra.Natalia Euclides Vidal
Residente 3° años de Cínica Médica
Hospital Municipal de Azul.



No hay comentarios: