sábado, 22 de marzo de 2008

Algo sobre David Sackett


Ser buen médico se pone cada día más difícil. Los galenos de principios del siglo XXI se enfrentan ya a dos retos con los que no contaban los facultativos de hace muy pocas décadas. El primero de ellos es la llegada imparable del Proyecto Genoma y de las enormes consecuencias que tendrá para la práctica médica lo que se deriva del conocimiento profundo del ADN humano: la genómica. El segundo lo ha institucionalizado un norteamericano nacido en Illinois y afincado en la Universidad de Oxford: David Sackett.

Sackett es el líder mundial de la medicina basada en la evidencia, una forma en cierto modo nueva de ejercer medicina que, poco a poco, se está imponiendo en todo el mundo desarrollado. Ahora, para ser un buen médico no basta ya con tener una gran experiencia clínica ni con ser muy sensible y comprender muy bien a cada enfermo.

La frase que muchos médicos pronuncian a menudo, "pues a mí me va bien", no será ya aceptada por nadie en el futuro.

Sackett no cree que, en medicina, nadie pueda ser excelentísimo señor por antigüedad como ha ocurrido durante muchos años en el Ejército. "La autoridad de los años y de la supuesta experiencia será sustituida por la autoridad basada en los ensayos clínicos", opina David Sackett.

Médico y epidemiólogo, David Sackett fue profesor en la Universidad Mac Master de Ontario, un centro de enorme prestigio en epidemiología. Convencido de la imposibilidad material de que los médicos consigan estar al día de los cambios que se producen constantemente en la práctica médica, Sackett ha abanderado un movimiento que poco a poco está logrando un puesto de honor en la forma de ejercer la medicina. El estadounidense se ha afincado en Inglaterra y allí coordina el Centro de la Medicina Basada en la Evidencia.

"Un médico que pretenda diagnosticar y tratar a su paciente con aquello que verdaderamente ha demostrado su valor necesita leer todos los días del año 19 artículos científicos. Algo que es claramente una utopía", afirmó Sackett en una conferencia que pronunció en el Colegio de Médicos de Barcelona la semana pasada.

"Las encuestas que se han llevado a cabo sobre la capacidad de actualización de los profesionales sanitarios han demostrado que es casi imposible conseguir una media de más de una hora a la semana de lectura entre ellos. Todos están siempre demasiado ocupados"

Sin embargo, Sackett es optimista. El científico cree que ya se dan las circunstancias para que se revisen de una forma crítica la multitud de ensayos clínicos de calidad que se han venido realizando en medicina en los últimos años, y que de estas revisiones se saque suficiente evidencia científica como para permitir aconsejar el mejor procedimiento diagnóstico y la mejor opción terapéutica ante una patología determinada.

De hecho, el doctor Sackett es el editor de una nueva revista:Evidence Based Medicine en la que se publica el resumen de los estudios clínicos que más relevancia tienen, en opinión de los editores del bimensual, en un problema médico dado. "La idea es que, puesto que los médicos no tienen suficiente tiempo para leer y luego discriminar, además, cuáles son los mejores trabajos, la lectura -en 30 ó 40 minutos- de Evidence Based Medicine cada dos meses dé la oportunidad para hacer un repaso serio a lo más importante de lo que esté pasando en medicina", opina Sackett